Las garrapatas son pequeños parásitos que se adhieren a la piel de nuestros peluditos y se desplazan a lugares calientes y húmedos como las axilas, la ingle, orejas y entre sus patas.